inicio casa rural cantabria
epere mientras carga

Excursiones - Casa Rural Cantabria

casa rural en cantabria

A 125 km de la casa rural 'La Madora' y para enlazar después con ella, volviendo por la Ruta de las Iglesias Rupestres de Cantabria, en el Valle de Valderredible, tenemos el precioso pueblo de Aguilar de Campóo.

Es una villa llena de encanto y de gentes hospitalarias, es la villa de los sentidos.

La bienvenida se la da un característico y dulce olor a galletas.

Su patrimonio histórico y natural invita al visitante a disfrutar de la grandiosidad de un rico y magnífico románico, Sta. Mª La Real, Sta. Cecilia y multitud de iglesias y ermitas que salpican el paisaje de este municipio, hacen que un breve contacto con la grandiosidad de la piedra nos traslade a un tiempo muy lejano que dejó su impronta en esta tierra y ha hecho de ella el conjunto más selecto y granado del Románico. La Colegiata San Miguel, el Castillo, la muralla y sus siete puertas de entrada son un ejemplo.

Su espléndida gastronomía hace que el viajero que para a descansar inunde su paladar de sensaciones maravillosas en la rica y variada cocina.

A 30 minutos de la casa rural andando, o, si estamos perezosos, a tan sólo 10, en coche, podemos disfrutar de uno de esos paseos que nos hacen desconectar de toda nuestra rutina diaria.

Tranquilidad, naturaleza en todo su esplendor, silencio tan sólo roto por el canto de los pájaros, la brisa en las ramas de los árboles o alguno de esos duendecillos que merodean por los bosques, para llegar a lo más alto y disfrutar, si el sol gana a las nubes, de una maravillosa vista del Valle y de la costa. Sentirás la verdadera Cantabria.

Ruta 1 - Los barrios de Miera

DIFICULTAD: Media. (9 Km.)

Descripción:

El viaje comienza en La Merilla, cerca del punto donde los ríos Carcabal y Merilla se unen. Siguiendo el sendero, tenemos que vadear el Carcabal. Si el caudal es abundante se puede dar un pequeño rodeo por el campo de la derecha y cruzar por un puente de madera. Poco después alcanzamos las casas de La Veguilla, del municipio de Miera. Al atravesar el pueblo el sendero asciende hasta un conjunto de tres cabañas, Los Cerrillos.

Desde aquí, ascendemos a otras dos cabañas que se encuentran un poco más allá, girando a la derecha al llegar a un pequeño grupo de robles y un haya. Después de un rato, el sendero se junta con la carretera de acceso a Solana, barrio que recibe su nombre por estar encarado en dirección sur y que podemos ver en el fondo del valle, a nuestra izquierda, situada en un hermoso valle.

Seguimos nuestro camino de ascenso hasta el Alto del Crucero de Solana, el punto más alto del valle, donde se encuentra situado un humilladero. Desdendemos por la derecha y pronto vemos las casas de los barrios de Los Pumares y La Cárcoba.

Guiamos nuestros pasos hacia Pumares y La Maza y descendemos hasta La Cárcoba donde se encuentra la magnífica iglesia barroca de Santa María de Miera, tan grande que, se la conoce como la Catedral de Miera.

Rodeamos la iglesia, pasamos la antigua y recientemente restaurada Fuente Santa y continuamos por una estrecha pista de cemento que nos lleva hacia el cementerio entre hayas y robles.

La pista enlaza con un viejo camino que discurre por un lado del valle. Más adelante, la pista se estrecha, pasando bajo las cabañas de La Toba. En una curva del camino, podemos ver el lugar en el que el río Carcabal se une al Miera. El camino se ensancha, le seguimos a la izquierda y pronto alcanzamos La Veguilla, muy cerca ya de Merilla, el punto de inicio del viaje.

Excursion Cabarceno

A tan sólo 20 kms de la casa rural "La Madora" se encuentra uno de los lugares indispensables de visitar alguna vez en nuestra vida : El Parque de la naturaleza de Cabárceno.

Sito en Cantabria, pero patrimonio de toda la humanidad e intemporal, un trocito de nuestro corazón se quedará allí cuando, sin saber como, todo un día haya transcurrido entre los más bellos animales comportándose de la forma más natural posible, pues salvo la alimentación diaria, el resto de las actividades están marcadas por su casi total libertad e instinto. Leones, osos, jirafas, búfalos, ciervos... . desencadenan peleas y luchas en épocas de celo por el control de las hembras y desde luego, salvo el instinto de supervivencia, el resto de sus sentidos son tan salvajes como en su hábitat natural.

Si bellos son los animales no memos lo es el entorno, una antigua explotación minera a cielo abierto en tierras de Cantabria, alberga el hábitat de estos animales. Vistas espectaculares en la zona de los osos hacen transportar nuestra mente fuera de la casa rural "La Madora" y nos trasladan a las montañas rocosas del Canadá como por arte de magia. Barreras arquitectónicas creadas por tilos, tejo, haya, abedul, olivo y matorrales varios, separan los tigres de cualquier otro entorno mejor que el más atractivo de los edificios diseñados por el hombre, por lo tanto recomiendo echar un vistazo a las rutas botánicas que también nos ofrece este parque, no os defraudarán.

Reconozco por mi redacción, que no soy del todo parcial, pues los animales en muchas ocasiones nos demuestran ser más sinceros, inteligentes y obedientes que los propios humanos, cosa que me enamora de ellos. Así, Cabárceno nos enseñará también magníficas exhibiciones de aves rapaces, y otros con lo que, para planificar bien vuestro día, os recomiendo visitar la página del parque: www.parquedecabarceno.com donde se os informará de tarifas (si queréis ir varias veces es interesante el abono anual o familiar, si sois varios miembros de una misma unidad familiar), horarios del parque, restaurantes.... Todo lo necesario para de vuelta a la casa rural 'La Madora' vuestra conversación sólo verse sobre los impala, lince que no quería ir a dormir o la jirafa que nos quitó el sombrero.

A 75 km. de la casa rural 'La Madora' se encuentra la bella población de Castro Urdiales.

Las pinturas rupestres encontradas en la Cueva de La Peña del Cuco, en la Cueva de Urdiales, en la Cueva de La Lastrilla, en la Cueva de La Dársena y en la Cueva Macizo de Juan Gómez demuestran que la zona estaba poblada en la prehistoria.

En el año 74, se establece en ese territorio la colonia romana de Flaviobriga, que debe su nombre al emperador romano Tito Flavio Vespasiano y cuya terminación en briga indica un origen inequívocamente céltico.6 Era una Colonia y Convento jurídico, con jurisdicción sobre nueve ciudades.

A unos 85 km.de la casa rural "La Madora" se encuentra una magnífica extensión que abarca, más o menos, desde Olleros de Pisuerga, hasta Orbaneja del Castillo, conocida como Valderredible.

El patrimonio rupestre y especialmente el de las iglesias rupestres de Valderredible y su entorno, por sus características, magnitud, singularidad en origen e importancia histórica supone el mayor y más impresionante conjunto rupestre de la Península Ibérica.

El conjunto catalogado hasta el momento, según el inventario realizado por Julián Berzosa en su libro "Iglesias rupestres", consta de cinco ermitas o iglesias rupestres, tres iglesias semirupestres, dos parroquias con sectores rupestres, setenta cuevas artificiales, veinticinco necrópolis rupestres con más de 300 tumbas, tres fuentes rupestres, un abrevadero y seis grabados rupestres. Otras se habrán perdido por la erosión y otras estarán ocultas por la vegetación y el terreno.

El origen de las ermitas o iglesias rupestres de Valderredible, tradicionalmente se creía que eran pequeñas cuevas ocupadas por ermitaños desde la época de dominio musulmán y se mostraban los arcos de herradura como ejemplo de su influencia mozárabe.

Sin embargo, desde hace algunos años los investigadores han prestado especial atención a su gran importancia histórica y en sucesivos estudios se han ido catalogando y estudiando en profundidad.

Las poblaciones de Arroyuelos, Cadalso, Olleros de Pisuerga, Cezura, Escalada, Santa María de Valverde, San Andrés y San Martín de Valdelomar, Villaescusa de Ebro, Santa María de Hito...etc os harán revivir épocas casi cavernícolas; gozar de un maravilloso románico y disfrutar de paisajes inigualables.

CUMBRES PASIEGAS

Esta ruta de senderismo, cercana a nuestra casa rural, La Madora, permite disfrutar de los incomparables paisajes de una de las zonas de montaña más bellas de Cantabria.
El recorrido se inicia en el barrio de La Concha, donde se toma un camino pasiego tradicional que conduce a las cabañas de altura de Brenal. En este primer tramo se salva un importante desnivel, unos 500 m., por caminos que discurren entre pastos de altura. Cabañas, cubillos y fresqueras ubicadas junto a un arroyo de montaña, en un lugar de gran belleza, conforman este pequeño barrio de residencia estacional.

Cruzando el paraje de Campo Crespo se inicia el tramo de alta montaña, entre los 1000 y los 1250 m., que discurre bordeando la parte alta del hayedo de Haza Mina, uno de los más importantes reductos de bosque de altura conservados en la comarca, asentado sobre un terreno intensamente karstificado. El camino discurre entre picos calizos y miradores naturales como los Picones y la curiosa "ventana" de Sopeña.

Cumbreando la divisoria de los valles del Miera y el Pas, se accede al Portillo de Ocejo, lugar emblemático para la vida del territorio pasiego, ya que por este paso se desarrolló el tráfico entre la Vega de Pas y San Roque. En este punto el paisaje vuelve a estar tapizado por brañas y cabañas de altura.

Descendiendo entre los verdes pastizales de montaña se alcanza de nuevo el fondo del valle del río Miera, alcanzando el extremo superior de su cuenca, a la altura del pie del puerto del Portillo de Lunada.

La ruta toma entonces el antiguo camino del Miera, desde la Casa del Rey y el Resbaladero, hacia La Concha. El camino discurre por la ribera donde se pueden observar las esclusas, los diques y los encachados fluviales del Miera. Todas estas obras fueron acometidas en el siglo XVIII, en relación con las Reales Fábricas de Cañones.

Antes de concluir en La Concha, el camino discurre junto a la ermita del Toral y los primeros barrios de cabañas vividoras, ubicados al pie de los impresionantes depósitos de morrenas glaciares que definen el paisaje del extremo oriental del municipio.

Ficha técnica

Salida: La Concha

Llegada: La Concha

Recorrido: El circuito completa una distancia de 13 km.

Desnivel: 500 m.

Tiempo estimado: Unas cuatro horas y media

Dureza: Media, trascurre por carretera, pistas y caminos. Atraviesa una zona intensamente karstificada

época recomendable: Todo el año, aunque es preferible realizar el recorrido en los meses de primavera y verano para disfrutar mejor de los bellos paisajes

Ruta de los Macizos de Miera

DESNIVEL: 400 metros.

DURACIóN: 5 horas y 30 minutos (17,5 Km).

DIFICULTAD: Media.

Descripción

A 9 km de la casa rural "La Madora" se encuentra el pueblo de Mirones.

Cruzando el puente sobre el Miera nos situamos en el barrio La Vega, en cuya mies tomaremos un sendero que sigue la orilla del río sin pérdida posible, a cierta altura, viendo enfrente Mortesante y las agrestes peñas que lo rodean. Después de pasar el barranco de Recuvillo, alcanzaremos el pequeño núcleo de Angustina, descendiendo a la izquierda por un callejo que baja al río, junto al Puente de Angustina, que no se cruza.

Vamos a seguir de frente, pasando junto a La Isla y saliendo a una pista que, sin pérdida, nos lleva hasta Rubalcaba, noble solar tramerano al que entraremos pasando por su viejo puente de piedra sobre el río. Además, hay que detenerse a ver su ermita barroca, su monumental casona y el célebre esquinal heráldico conocido como Cruz de Rubalcaba.

Salimos de Rubalcaba, dejando el pueblo por la carretera en dirección a San Roque. Tras cruzar el Puente la Cobertina, sobre el regato de La Quieva, dejamos la carretera y subimos a la derecha por la pista que asciende al barrio El Rellano, unos 3 km en los que debemos seguir siempre el ramal principal, ganando altura sobre el valle. Después de bastante subir, en un punto clave, hay que dejar la pista junto a una cabaña y entrar por un callejo a la izquierda, bordenado una finca.

Algo más allá, sin llegar a otra cabaña, subiremos a la derecha, pro un sendero poco marcado que asciende a un terreno mucho más agreste, entre peñas. Atravesaremos una primera depresión cerrada, El Colladillo o Curadillo, y después descubriremos otra de dimensiones mucho mayores, La Vallosera, la cual se rodea por la parte izquierda, descendiendo hasta el borde de las fincas. Después hay que volver a subir a la izquierda, hasta alcanzar un sendero que traspone una horcada y asciende hasta un nuevo collado.

Desde aquí podemos avistar el valle del Miera en el que se asienta Mirones y su barrio de La Cantolla. El camino desciende hasta conectar en la zona de Guspedroso con el que sube al Hoyo de Castrejón; nosotros bajaremos por él, a la izquierda, para desviarnos a la derecha en las inmediaciones de La Cantolla, barrio alto de Mirones. Un callejo nos permite descender directos al núcleos de Mirones, sobre la carretera.

Ruta 2 - Las minas de Pámanes

DESNIVEL: 310 metros.

DURACIóN: 5 horas y 30 minutos (20 Km).

DIFICULTAD: Media.

Descripción

Salimos de Liérganes por el barrio de Calgar, por una pista que asciende a la izquierda, después a la derecha y otra vez a la izquierda. Llegamos al Alto Ubiro, donde conectamos con la carretera de Hermosa, que seguiremos a la derecha, subiendo hasta un alto donde hay una casa de peones camineros, lugar en que dejamos el asfalto.

Entraremos por una pista a la izquierda, descendiendo hacia Bucarrero, si bien antes de llegar al río nos desviamos a la derecha, cruzando el barrio La Patana y llegando al pueblo de Anaz tras cruzar el río Pámanes. Este pueblo es famoso por su Encinona, uno de los árboles más monumentales de Cantabria, así como el palacio Torreanaz.

Pasando junto a la iglesia y bordeando el palacio, dejamos el pueblo por una pista flanqueada de árboles y salimos a La Trapa, en la antigua carretera general N-634. Yendo a la izquierda, cruzamos la carretera actual y entramos en el barrio Canal del pueblo de San Vitores. Seguimos por el barrio Sierra del mismo pueblo, donde está la iglesia, y giramos a la derecha, llegando al barrio La Encina, al pie de Peña Cabarga.

Aquí tomamos el trazado de un viejo ferrocarril minero que bordea por el sur toda la montaña. Vamos a la izquierda por una pista y pronto la dejamos, siguiendo a la izquierda por un camino llano excavado en la roca.

Pasamos junto al barrio de Tarriba, de Pámanes, y seguimos bordeando los hermosos Pozos de Valcaba, dos lagos que tienen su origen en las actividades mineras que se desarrollaron en la zona.

Después se continúa hasta Elsedo, donde podemos contemplar su magnífico palacio. Ascendemos por una pista que lleva a un alto en el que giramos a la izquierda, continuando por las alturas de Sierra Llana y siguiendo a la derecha en otra bifurcación. Ahora descendemos hacia el amplio Valle de Penagos, llegando al barrio de Talur y saliendo a la carretera N-634.

Seguimos por la nacional durante un kilómetro escaso hacia la izquierda y la abandonamos para bajar a la derecha a uno de los barrios de Pámanes, el de El Condado, siguiendo a la derecha para cruzar el puente sobre el río Pámanes y seguir por la carreteruca hasta Casamonte, pequeño y oculto núcleo de población con algunas muestras de arquitectura popular.

Seguimos de frente por pista y vamos a izquierda y derecha en dos desvíos sucesivos; ascendemos un fuerte repecho y llegamos a otra bifurcación en mitad del monte. Ahora iremos hacia la izquierda, por un camino que atraviesa el eucaliptal y pronto nos sorprende al bordear un pequeño hayal a tan sólo 200 m de altitud.

Aquí giramos a la izquierda y seguimos a media altura por parajes forestales, hasta un desvío en el que habrá que subir a la derecha, cruzando otra pista y ascendiendo hasta el paraje de Campolaespina, confluencia de diversos caminos forestales.

Seguimos de frente a la izquierda y pronto abandonamos el eucaliptal, viendo los montes que rodean Liérganes. Pronto el camino se transforma en pista y descendemos cómodamente por ella, pasando junto a diversas cabañas.

Al final pasaremos la iglesia gótica de San Sebastián y San Pantaleón ( merece la pena desviarse a la izquierda ), ubicada en un alto que domina el pueblo de Liérganes. Descendemos por el camino del Vía Crucis, que corta la pista, y terminamos este largo circuito en el corazón de Liérganes ( El Mercadillo ).

A 50 km de la Casa rural 'La Madora' se alberga la joya arquitectónica por excelencia de Cantabria; elegida por votación popular como el 'Pueblo más bello de España', Santillana del Mar es el principal centro de interés histórico y artístico de la Comunidad Cántabra y un auténtico manual de enseñanzas de todas las épocas.

La Villa alberga verdaderos monumentos singulares como sus casas señoriales, siendo la Colegiata de Santa Juliana el edificio más representativo de Santillana del Mar y la joya más importante del románico de Cantabria Occidental. Del siglo XII, nos recibe la Colegiata, toda majestuosa, tras caminar unos 500 m. por una de sus calles medievales y empedradas que albergan talleres artesanos, abriéndonos los brazos a la Plaza Abad Francisco Navarro y nos llama con la intención de visitar su bien más preciado, el Claustro de la Colegiata; sus capiteles de más de mil años nos hablan todavía hoy del Bien y del Mal y nos transportan a una época de enseñanza religiosa, unida firmemente al servicio y bien común del pueblo. Los lunes está cerrado.

Sólo esta Villa bien merece un día entero; no me atrevería a recomendar para vuestro ágape ninguno de sus magníficos restaurantes donde la gastronomía lugareña tiene una posición muy destacada; cocido montañés, torta pasiega o sobaos encontraremos de excelente calidad en cualquiera de ellos. Sugiero, eso sí, reservar mesa pronto en aquel que elijáis, pues, sobre todo en verano, es muy probable que nos podamos encontrar con problemas para comer, debido a la afluencia tan grande de gente. Ahora bien, un inciso, imprescindible merendar su leche con bizcochos que gentilmente nos ofrecerán en más de una 'posada' antes de regresar al ya ganado reposo de nuestra casa rural La Madora.

A escasos 30 km de la casa rural 'La Madora' se puede disfrutar de uno de los parajes más bellos de Cantabria y de varias de las poblaciones con más encanto, como son Vega de Pas, Pisueña y Villacarriedo.

VEGA DE PAS

Cuando en los siglos de la Alta Edad Media se produjo la repoblación del territorio cántabro y se formaron los núcleos alrededor de monasterios e iglesias, los llamados "montes de Pas" quedaron al margen de este proceso por ser una de las zonas más agrestes de Cantabria y particularmente, la más húmeda y desfavorable para la agricultura tradicional.

La historia de los pasiegos parece comenzar con la donación realizada en el año 1011 por el conde Sancho de Castilla a favor del monasterio de Oña ( Burgos ), otorgándole los derechos de pasto en una zona muy amplia que abarcaba prácticamente toda Cantabria oriental. En 1396 los derechos de una zona aproximada a la comarca pasiega pasan a la villa de Espinosa de los Monteros. Se trataba de un territorio calificado como "montañas bravas y desiertas". En estos siglos bajomedievales los pastores pasiegos aprovechaban estos montes despoblados practicando una ganadería trashumante, si bien no existía poblamiento estable en los montes de Pas, siendo los pasiegos vecinos de Espinosa.

En el siglo XVI se levantan las primeras iglesias y ermitas en los montes de Pas en torno a los cuales se fueron asentando las primeras comunidades. Las iglesias de Nuestra Señora de la Vega, San Roque de Riomiera y San Pedro del Romeral aparecen ya construídas en 1632. En 1689 se independizan y obtienen el estatuto de Villas de Realengo las llamadas tres villas pasiegas ( la Vega, San Pedro y San Roque ) que pasan a tener sus propios ayuntamientos. Durante los siglos XVII y XVIII los pasiegos se extendieron por las zonas altas de los valles vecinos: Toranzo, Carriedo, Ruesga y Soba, y por el sur de la Merindad de Trasmiera: cabeceras de Liérganes, Alisas, Fuente Las Varas...

Finalmente, ya en el siglo XVIII se incluyen las tres villas en la diócesis de Santander y en la provincia de Cantabria. La separación sólo afectó a los pasiegos de la vertiente norte de la cordillera mientras que el valle alto del río Trueba y sus afluentes siguen perteneciendo a Espinosa de los Monteros.

La historia pasiega se prolonga en el siglo XIX con su especialización en oficios tales como contrabandistas, nodrizas reales o vendedores ambulantes de helados... que les hicieron famosos en toda España.

VILLACARRIEDO

El edificio más destacado del municipio es el Palacio de Soñanes. Se trata de la construcción civil más suntuosa de la arquitectura barroca cántabra. Se levantó entre 1719 y 1724, a instancias de Juan Antonio Díaz de Arce y Pérez del Camino. El Molino Harinero de Santibáñez es un Bien Inventariado. Posiblemente sean uno de los más grandes y sofisticados de Cantabria. Es un molino de agua, tipo rodezno (rueda horizontal), que se abastece del río Junquera.

El paisaje que domina Villacarriedo está formado por praderías delimitadas por muros de piedra y salpicadas de cabañas de tipo pasiego. Son prados de siega que proporcionan sustento a la abundante cabaña ganadera del municipio. Además cuenta con montañas alomadas, que han sufrido una gran deforestación debido al uso de sus bosques para la Real Fábrica de Cañones de La Cavada; para la fabricación de barcos en El Real Astillero de Guarnizo y por íncendios para pastoreos. Sin embargo, aún cuenta con importantes bosques autóctonos (roble y haya), siendo destacable el Hayal de Aloños.

Ruta 7 - Circuito por los picos de Busampiro

DESNIVEL: 200 metros.

DURACIóN: 3 horas y 15 minutos (13,5 Km).

DIFICULTAD: Media.

Descripción general de la ruta:

Salimos del centro de Liérganes, con- cretamente del barrio de El Mercadillo, lugar de bellas casonas blasonadas y cruzamos el río Miera por el Puente Ma- yor, del siglo XVI y uno de los monu- mentos más emblemáticos de Liérganes. Pasado el puente giramos a la izquierda y llegaremos en seguida a una bifurca- ción en la que iremos a la derecha. La pista bordea la Mies de Trasnoval y em- pieza a ascender. La dejamos en una curva en la que nace a la izquierda un camino que atraviesa un prado.

Vamos a seguirlo siempre de frente, pasando junto a varias cabañas y llegando al pueblo de Rucandio, perteneciente ya al municipio de Riotuerto. Además de su imagnífica iglesia barroca, con torre de planta octogonal, existe en este pueblo un albergue juvenil de la Diputación y diversas casas de interés. Descendemos por la carretera a La Cavada, capital de este municipio de Riotuerto que fue famosa, al igual que Liérganes, por su fábrica de cañones de la que hoy solo queda la "puerta de Carlos III".

En La Cavada, avanzamos por la carretera general hacia Alisas tomando, an- tes de salir del pueblo, otra carretera a la dere- cha que nos llevará hasta la iglesia parroquial y su encina centenaria.

Frente a la que iglesia vamos a tomar el camino a la derecha en vez de con- tinuar de frente. Llegare- mos casi inmediatamente al barrio de La Lombana, formado por bellas casas montañesas. Lo recorre- mos hasta el final y segui- mos a la derecha rodean- do la Mies de la Llama, una hermosa campiña.

En una bifurcación seguimos a la derecha por una senda que desciende. Al poco rato pasaremos junto a la caudalosa surgencia kárstica de Somafuentes. Allí se entra por un callejo a la izquierda, ascendiendo por él hasta salir a una pista a la entrada del hoyo de Socastrillo. Seguimos a la izquierda, salimos a otra pista y subimos a la derecha. Esta pista nos asciende sin pérdida hasta el Alto del Escajal, donde se da vista al valle del río Miera y termina la pista.

Bajando hacia el otro lado en seguida se encuentra un antiguo camino empedrado, donde se ubica un viejo humilladero. Pronto se alcanza una pista y, bajando a la izquierda, se llega al barrio de Angustina. Desde aquí bajamos a la derecha por un callejo, llegando junto al río Miera en el Puente de Angustina. No lo cruzamos, seguimos por la margen derecha del río, pasando junto a La Isla y saliendo en seguida a una pista que, por la ribera del Miera, nos lleva hasta Rubalcaba, con su viejo puente de piedra sobre el Miera, una ermita barroca, la monumental casona del linaje Rubalcaba y la famosa Cruz de Rubalcaba. Desde aquí nos quedan 2’5 km por carretera hasta Liérganes, donde se cierra este circuito.

Entre Santillana del Mar y Comillas, os recomiendo una parada en Cóbreces, a unos 50 minutos de la casa rural La Madora, para disfrutar de sus maravillosos acantilados; un paseo que nunca olvidaréis en cualquier época del año.

COMILLAS

Enclavada en el occidente de Cantabria, es la Barcelona cántabra. Gaudí se respira en sus calles, Puerta del Moro, el Capricho de Gaudí o los muebles de la Capilla Panteón de los Marqueses de Comillas, son algunas de sus obras por visitar, a la par que las creadas por Doménech i Montaner , Fuente de los Caños o el Monumento al Marqués de Comillas y las que salieron del ingenio de Joan Martorell, el Palacio de Sobrellano y la mismísima Universidad Pontificia son sólo muestras de la impresionante arquitectura que podemos contemplar.

A unos 50 minutos de la casa rural, Comillas es, sin duda alguna, una de las localidades más hermosas de Cantabria; un conjunto arquitectónico magnífico, enmarcado por un entorno natural y paisajístico de excepción. La villa está bañada por la aguas del Cantábrico desde su accidentada costa; la belleza del paisaje se impone a los sentidos, tal y como ocurre en la Ría de la Rabia, escoltada por las cumbres nevadas de los Picos de Europa.

A tan sólo 15 km de Santander, dirección Oviedo y a unos 40 minutos de la casa rural La Madora, podemos disfrutar de unos de los acantilados más bellos de Europa. Se puede llegar hasta ellos en coche y allí gozar de un largo paseo observando esa maravilla de la naturaleza. Además, posee una de las playas más bonitas con dunas protegidas y un precioso bosque con instalaciones y merenderos.

A tan sólo 17 km de la casa rural La Madora, Liérganes, tal vez sea el pueblo más bonito y turístico del valle; donde apreciar sus casas de piedra, siempre adornadas con flores; donde conocer la Leyenda del 'Hombre Pez' y disfrutar del paso del río en su maravilloso puente antiguo, junto al antiguo molino, ambos, perfectamente conservados; donde comer sus famosos chocolates con churros y disfrutar, ¡cómo no!, de su estupenda restauración.

A 15 km de la casa rural La Madora, con una pequeña estación de esquí, tenemos uno de los puertos más largos de Europa, abierto, con unas estupendas vistas y rutas de senderismo. Un escándalo natural!.

A unos 50 km de la casa rural La Madora, por carretera, podemos disfrutar de uno de los nacimientos fluviales más hermosos: El Asón; para ello, disfrutando siempre del camino, pasaremos el Portillo de La Lunada y lo bajaremos por el otro lado, para ascender después otro precioso puerto, el de La Sía, donde, como a D. Quijote, nos recibirán en su cima unos imponentes molinos de viento

Para grandes senderistas, esta ruta también se puede hacer andando, desde el cartel del pueblo de Ajanedo (a tan sólo 3 km de la casa rural La Madora), donde dejaremos el coche, para ascender, andando (ruta de unas 10 horas ida/vuelta); más corta aún, si se comienza a andar desde el Portillo de La Lunada (unas 5 horas ida/vuelta). Pero hay que conocerlas bien (preguntar en el camping de La Lunada).

Ruta 8 - Hacia Porracolina y Pipiones por el Paso Malo

DESNIVEL: 860 metros.

DURACIóN: 4 horas y 30 minutos.

DIFICULTAD: Difícil. Para montañeros muy preparados. En invierno, atención a la nieve y el hielo.

Descripción general de la ruta:

El Porracolina es la cima que se eleva sobre San Roque del Riomiera, una aldea de muy pocas casas que fue uno de los centros de reunión de los pasiegos. A 500 metros del pueblo desciende una pista de cemento que nos remonta por el barranco de Valseca hasta las cabañas de La Secanta (550 metros). Es el lugar para aparcar el coche. Antes hemos dejado atrás la fuente de Layuca, único punto para llenar la cantimplora en verano.

Estamos debajo de la mole caliza del Porracolina. No podemos ver la cima debido a que está rodeada de otras cumbres menores, pero también de entidad. Una pista pegada al arroyo, la mayor parte del año seco, nos conduce hacia las cabañas superiores.

Hacia El Paso Malo

Dejamos de lado (derecha) el barranco de Calseca, por donde discurre el sendero que une el collado de Asón con San Roque de Riomiera y continuamos hasta una cabaña aislada (35'), casi pegada a la pared. En este punto se inicia (derecha) un camino en mal estado que aún utilizan los pasiegos. Es pedregoso y muy empinado.

Asciende en amplias zetas por el barranco llamado Paso Malo ¬atención al nombre¬, hasta las cabañas de El Mortero (1h.20'). La subida hasta este paraje solitario y precioso es penosa. Hay un par de manantiales de agua de dudosa calidad debido al ganado que pasta por los alrededores.

A nuestra derecha está la mole pelada del Porracolina; a la izquierda, La Porra de las Hormigas (1.223 metros), más herbosa. Nuestro objetivo es el collado de Pipiones (1.200 metros). No hay camino, pero al encontrarse el terreno despejado y sin peligro, podemos elegir nuestra propia ruta. Una vez situados en el collado (2h.05'), encontramos un sendero ancho y pisado que nos lleva al Porracolina. Poco después, alcanzamos el escalón superior (2h.20'), donde hay varias torcas y pastan los corzos.

A continuación sólo resta remontar por la arista ¬cuidado con el hielo¬ hasta la cima (2.40'). Es ancha y está ocupada por un vértice del IGN. Desde su cima se divisa uno de los mejores panoramas de Cantabria.

Bajamos por la vertiente contraria hacia el Alto de La Mina (1.273 metros), donde podemos continuar hacia Collado del Asón. A partir de este lugar, ya sólo nos resta bajar por el barranco de Calseca (más estrecho que Paso Malo) por un camino pedregoso y que se hace muy duro hasta Calseca (4h.30').

Entre 30 y 50 minutos distantes de la casa rural La Madora, en coche, podemos gozar de las mejores playas de Cantabria: Pedreña, con sus campos de golf y sus ricos pescados; Loredo y Somo, con los siempre dinámicos surferos y sus fines de semana de fútbol en la playa; Isla y Noja, con sus arenas inigualables y sus noches animadas de verano; Suances, Liencres...y por supuesto, Santander.

Ruta 5 - Los pozos de Noja

DESNIVEL: 750 metros.

DURACIóN: 5 horas y 15 minutos (18 Km).

DIFICULTAD: Media.

Descripción general de la ruta:

Salimos de Liérganes por la carretera en dirección a Rubalcaba y San Roque, llegando previamente al barrio La Rañada, muy conocido por su mangífico palacio barroco del siglo XVIII.

Cruzar el regato de Cabañones y subimos a la derecha por un callejo antiguo en dirección hacia el barrio de Buspombo. La ascensión se realiza por las ver- des praderías y entre las cabañas de La Tejera.

Por esta pista en buen estado debere- mos continuar la subida durante un largo trecho, ignorando cualquier desvío que pueda aparecer en este camino principal.

Conforme avanzamos y nos internamos en Buspombo iremos obteniendo mejores vistas sobre Liérganes, la cuenca del Miera y buena parte de Cantabria hasta la costa. Tan solo el paisaje merece esta ascensión. La pista termina después de un buen rato y seguiremos un camino que asciende a la derecha.

Justo antes de este desvío tenemos una panorámica excepcional, no en vano estamos en uno de los puntos más altos del municipio de Liérganes.

Continuando con la ruta, ascendemos hasta los altos de Llanalapuerta, dando vista a Llanos de Penagos, para seguir por los altos pasando junto a varias cabañas pasiegas típicas, con techo de lastras.

Ascendiendo de frente por el cordal, después de bastante subir se alcanza el Alto la Crespa, con otro grupo de cabañas pasiegas y vistas hacia los valles de Cayón y Carriedo. Aquí se comienza a rodear la cabecera del barranco de Las Porquerizas, ascendiendo por un camino forestal que remonta una ladera pelada y aterrazada y corona finalmente el Somo de Noja ( 850 m ) punto más alto del municipio de Liérganes. Aquí se descubren las cimas calizas de Las Enguinzas y, en la parte baja del somo, uno de los Pozos de Noja.

Tenemos que descender ahora hacia la izquierda, por un cor- tafuegos, y luego a la derecha por un aterrazamiento, hasta conectar con un camino que baja por el somo dejando a la derecha el Pozo de Arriba, vacío, si bien se reconoce el lugar. Bajamos hasta una cantera de lastras y, viendo ya el Pozo de Abajo, descendemos por un sendero a la izquierda, cruzaremos un regato y seguiremos por la ladera.

Llegamos hasta el Pozo de Abajo, que permanece lleno de agua, formando una de las estampas más curiosas de Liérganes. Bordeando el pozo por la derecha seguimos un impreciso sendero que baja por una haza y llega al angosto paraje del Cuevo, con una horcada y un tramo complicado de bajada hasta una cabaña rodeada de fresnos.

Luego a la izquierda, por un sendero a media ladera, alcanzamos las ca bañas pasiegas de La Pereda, cu biertas casi todas de lastras y que forman un bello conjunto. Ya por pista, no hay más que seguir hacia el valle, pasando junto a innumerables cabañas y casas modernas y disfrutando de las vistas. Terminamos el descenso en Rubalcaba, frente a la ermita barroca y la magnífica casona blasonada en cuya parte trasera, está el célebre esquinal heráldico conocido como Cruz de Rubalcaba.

A 30 minutos de la casa rural 'LA MADORA' y desde Torrelavega, segunda ciudad en importancia de Cantabria, se inicia el camino que transcurrirá por la llamada 'Ruta del Románico Central'. De esto da fe el resto de la Calzada Romana que aún se conserva. Continuando por la carretera dirección a Reinosa se encuentran los municipios de Cartes, Riocorvo, Santa María de Yermo, Bostronizo, Arenas de Iguña, Silió, Bárcena de Pie de Concha, Bolmir, Retortillo y Cervatos, entre otras. En el transcurso de su recorrido se encuentran numerosas muestras del pasado románico de la zona.

Al Sur de la casa rural, a las que he dedicado una excursión diferente, las del Valle de Valderredible.

Al Noroeste de la casa rural, camino de Castro-Urdiales o el Valle de Matienzo encontraremos otra gran cantidad de ellas.

Por supuesto, Santillana del mar, Liébana y los alrededores de la casa rural, como Sta. Mª de Castañeda, nos ofrecen una representación ejemplar del románico de Cantabria.

Para más información: http://www.amigosdelromanico.org/inventario/espana/inv_romanico_cantabria.html

Ruta 6 - De Rubalcaba a La Isla

DESNIVEL: Prácticamente llano.

DURACIóN: 1 hora y 20 minutos (5 Km, ida y vuelta).

DIFICULTAD: Fácil.

Descripción general de la ruta:

Nuestro viaje comienza en Rubalcaba, atravesando el puente y siguiendo a la derecha por una pista que discurre junto al Río Miera. Tenemos que seguir por esta pista a lo largo de todo el camino, no hay posibilidad de error, hasta alcanzar su final, junto a unas casas en ruinas. Al finalizar la pista, tenemos que acercarnos a una de las casas en ruinas de la derecha y tomar un sendero que continúa río arriba a través de un área bastante frondosa.

Alcanzaremos pronto campo abierto, cerca de una pequeña isla en mitad del Miera, lo cual nos indica que hemos llegado a nuestro destino. Podemos regresar por el mismo camino por el que hemos venido o cruzar el Miera por el cercano puente de Angustina y subir hasta la carretera de San Roque, por la que debemos descender unos 2 Km.

Esta segunda opción ofrece una buena vista sobre este hermoso tramo del río junto al que acabamos de caminar, dominado por el pico levante (415 m). Este tramo de carretera apenas tiene tránsito pero hay que ir con ciudado.

Ruta exigente, para los amantes de la Bici, que pasa por la misma puerta de la casa rural La Madora, de 35 km y una belleza indescriptible.

Lugares de interes - Casa Rural Cantabria

casa rural en cantabria

Aeropuerto

El aeropuerto internacional de Santander está situado en la localidad de Camargo, a 5 km de Santander y a 37.8 Km. de la casa rural. Tel: +34 (0) 902 404 704.

casa rural en cantabria

Estacion

La Estación de tren "FEVE" de Liérganes se encuentra a 17.9 km de la casa rural. Línea S-2 Santander-Liérganes:"Santander-Valdecilla-Nueva Montaña-Valle Real-Maliaño-Astillero-La Cantábrica-San Salvador-Heras-Orejo-Solares-Ceceñas-La Cavada-Liérganes". Duración del trayecto: entre 40 minutos y una hora (dependiendo de los trenes); salidas cad 15-30 minutos (dependiendo de horarios y trenes) Su precio es de 2,20 euros el sencillo y 4,20 euros "Ida y Vuelta" Más info: www4.feve.es

casa rural en cantabria

Hospital

El Hospital de Santander se encuentra a 40.8 km de la casa rural. Dirección postal y teléfono de contacto: Avda. de Valdecilla, s/n 39008-Santander. Cantabria. T: 942 202 520.

casa rural en cantabria

Centro medico

El Consultorio Médico de San Roque de Riomiera se encuentra a 5.1 Km. de la casa rural; sito en La Pedrosa.
39728 San Roque de Riomiera.
Tel.: 942 539 632.
Horario: De lunes a viernes 10:00-14:00.

casa rural en cantabria

Farmacia - Botiquín

El Botiquín Eduardo Mª Diego Abascal se encuentra a 5.0 km de la casa rural en La Pedrosa.
39728 San Roque de Riomiera.
Tel.: 942 539 605.
Horario: De lunes a viernes 10:00-14:00.

casa rural en cantabria

Supermercados

Uno se encuentra a 5.0 km de la casa rural, en San Roque de Riomiera, en el estanco (ahí se puede comprar de todo); también, más grandes en Liérganes a 17.0 km de la casa rural.

casa rural en cantabria

Ruta BTT (Mountain Bike)

Hay una ruta espectacular de Bici de Montaña que pasa a tan sólo 0.9 Km de la casa rural.

casa rural en cantabria

Estacion Autobus

Autobuses ALSA (a 5.0 km de la casa rural).
La Pedrosa.
San Roque de Riomiera.
Tel.: 942 354 600 / 902 422 242.
www.transportedecantabria.es - www.alsa.es.
Horario: La pedrosa-Santander: Salidas 7:15 y 14:45.
Santander-La Pedrosa: Salidas 12:30 y 19:00.

casa rural en cantabria

Restauracion

A 5.0 km de la casa rural se encuentra el Camping de "La Lunada" donde se puede disfruta a un precio muy razonable de auténticos manjares de Cantabria y de un trato humano que se añora en otros muchos sitios hoy en día. Tanto en invierno (fines de semana) como en periodos vacacionales (a diario); tanto dentro, al calor de su magnífica estufa, como fuera, difrutando de un maravilloso entorno, tu retina guardará tantas fotos como tu paladar.